Saltar al contenido

Tratamiento Convencional y Natural del Eczema de la Piel

Acerca del eccema tratamiento convencional versus tratamiento natural

Conocer las ventajas y desventajas del Tratamiento Convencional y Natural del Eczema de la Piel en muchas ocasiones nos puede liberar de situaciones incomodas.

El eccema es una inflamación o enfermedad de la piel que se caracteriza por la aparición de manchas rojas acompañadas de picor intenso que se observa con frecuencia en asociación con afecciones alérgicas como el asma y la fiebre del heno.

Las partes afectadas por el eccema desarrollan lesiones que a menudo aparecen como parches, ampollas y / o rasguños. Las partes afectadas por el eccema son muy picantes e incómodas.

Las áreas afectadas pueden volverse anormal mente gruesas, el engrosamiento de la piel puede producirse a través de un traumatismo de las partes afectadas por rascarse y frotarse con frecuencia durante la aparición de esta dolencia.

eccema tratamiento convencional versus tratamiento naturalTodas las zonas afectadas generalmente estarán secas en comparación con las áreas no afectadas. La cara, los codos, detrás de las rodillas y las muñecas tienen más probabilidades de desarrollar eczema que otras partes del cuerpo.

Una de las principales causas del eccema es el desequilibrio en la función inmune de una persona y es probablemente una forma de respuesta a las impurezas ambientales como el polvo, la contaminación, la levadura, los productos cosméticos.

Los productos químicos como: detergentes, aceites, grasas, solventes en el hogar o en el lugar de trabajo, además, el estrés puede causar el agotamiento de ciertos nutrientes del cuerpo (vitaminas y minerales), lo que finalmente conduce a una sensibilidad hacia el eccema.

Ventajas y Desventajas del Tratamiento Convencional y Natural

Tratamiento Convencional del Eczema de la Piel

Las cremas con corticoides que contienen hidrocortisona es el tratamiento convencional más común para el eccema.La hidrocortisona es similar a una hormona natural secretada por la glándula suprarrenal, que controla el proceso de inflamación y participa activamente en el equilibrio corporal iónico.

Las cremas de hidrocortisona son efectivas para reducir la inflamación, hinchazón, enrojecimiento y picazón, lo que permite que el área afectada sane.

A pesar de reducir temporalmente los efectos del eccema, estas cremas pueden provocar adelgazamiento y daño de la piel. A dosis altas o dosis bajas durante un tiempo prolongado, la hidrocortisona puede acumularse a través del cuerpo e inducir cambios metabólicos en el equilibrio de sal y agua, el equilibrio de potasio y calcio y aumenta el nivel de azúcar en la sangre.

Tratamiento Convencional del Eczema de la Piel

Miel de Manuka Pura

Los motivos de la acumulación son múltiples. Una causa importante es la competencia entre la hormona secretada naturalmente y la hidrocortisona tópica por los mismos receptores, lo que puede elevar el nivel de hormona desacoplada.

Otra causa importante es el esteroide estructura de la hormona, que dificulta la eliminación a través del riñón. Las cremas con corticosteroides deben usarse con una dosis baja de hormonas y durante un período corto de tiempo, como a veces se indica en la etiqueta.

Por otro lado, la interrupción repentina de la crema de corticosteroides puede conducir al empeoramiento del eccema y que las áreas afectadas se hagan resistente al tratamiento médico.

Miel de Manuka Pura

Tratamiento Natural del Eczema de la Piel

La terapia a base de hierbas es una alternativa leve pero duradera para el tratamiento del eccema. Muchas hierbas son conocidas por sus cualidades beneficiosas en el tratamiento del eccema, tales como: bardana, caléndula, hierba de San Juan, manzanilla, pamplina, milenrama, ortiga, regaliz. Se pueden usar como tés, tinturas o para tratamiento tópico.

Dado que el eccema es una enfermedad compleja de la piel, una sola hierba no es suficiente para aliviar los síntomas del eccema o erradicar la enfermedad. Una mezcla compleja de hierbas beneficiosas tiene más probabilidades de tener éxito en el tratamiento.

La terapia antioxidante se ha utilizado con éxito en la prevención y el tratamiento de diferentes enfermedades de la piel, que generalmente se caracterizan por un alto porcentaje de radicales libres en el sitio de las áreas afectadas.

Un buen ejemplo de antioxidantes naturales son los aceites de semilla de espino amarillo y uva. Contienen una amplia gama de antioxidantes como la vitamina E, A, C, selenio, betacaroteno, antocianidinas, que pueden ser beneficiosos en el caso del eccema y otros trastornos de la piel.

En conclusión: la alternativa natural puede demorar más tiempo su tratamiento que el tratamiento convencional para el eccema, pero mucho más segura para la piel y la salud en general.